Antecedentes

En 1999 las autoridades competentes de México y de los Estados Unidos llegaron a un acuerdo en materia de precios de transferencia y otros aspectos relativos al tratamiento fiscal de las maquiladoras de empresas multinacionales estadounidenses.

En 2016, el QMA se actualizó y se amplió el acuerdo de 1999 con el fin de reflejar las revisiones de las disposiciones fiscales domésticas mexicanas que rigen la materia de precios de transferencia, los requisitos de documentación y otros atributos fiscales de las maquiladoras.

El QMA permite a los contribuyentes estadounidenses con operaciones de maquila en México evitar doble tributación y a las empresas maquiladoras en México, asegurar su correcta tributación si obtienen un acuerdo anticipado de precios de transferencia (APA) unilateral con la Administración General de Grandes Contribuyentes del SAT, en los términos acordados previamente entre las autoridades competentes de ambos países.